Facebook Twitter
Juan Carlos Aragón, el Patronato y las entradas del Carnaval de Cádiz

Otros ladrones serán los que se vayan

Escrito por Juan Carlos Aragón

Domingo, 29 Noviembre 2015 13:19
Reportar vídeo Reportar


Cuando una persona tiene dignidad y cargo, procura que ambos no entren en conflicto. Los que anteponen el cargo a la dignidad se equivocan, pues sin dignidad no se disfrutan los cargos, máxime cuando dichos cargos son representativos y no cumplen esa función. Ahora bien, cuando la representatividad degenera en convenida auto representatividad es cuando un órgano democrático se convierte en una merienda de negros, con perdón para los negros, que es precisamente la raza que menos merienda, o sea, nuestra raza, la de todos los autores que hemos firmado ese documento por el que exigimos la transformación urgente y definitiva del COAC.

Creemos contar con el apoyo del alcalde y del concejal por primera vez en la historia. Nos estamos jurando a nosotros mismos que no es una falsa impresión, porque lo necesitamos. Lástima que —de momento— el apoyo moral no pueda ser también legal. Pero confiemos en que, dentro del tramposo universo de lo jurídico, del reverso de la ley aparezca la puñetera trampa que nos ampare. El Triángulo de las Bermudas, que ocupa los 3/5 del Patronato la auto representatividad antes mencionada, despacha con insultante contundencia cualquier propuesta que se haga desde los principios democráticos de la justicia y la decencia, porque no es justo ni decente ver cómo los tacos de entradas asoman por sus bolsillos, mientras la gente convierte en campo de refugiados los alrededores del Estadio para conseguir una. Mi familia no puede verme ni comprando la entrada, porque cuando llega ya no hay. La suya sí, y encima gratis y sin hacer cola. Hijos, mujeres y amigos de los Patronos tienen palcos preferentes, final incluida. Cuando una función cuelga el “no hay billetes”, nunca se sabe cuántos billetes han salido a la venta, ni cuántos billetes han vuelto de la venta... ni adónde han vuelto… (redoble de caja).

El año pasado se pudieron comprar en www.milanuncios.com entradas de protocolo con cargo a uno de los vértices del Triángulo. Es una opción mafiosa, pero una opción al fin y al cabo, que este año también podría valer en caso de que no prosperase nuestra propuesta. Y al hilo de ella, ¿dará tiempo que prospere YA o, conscientes de que nuestros iracundos nudillos están golpeando sus blindadas puertas, se han apresurado TAMBIÉN a repartirse las entradas con la misma celeridad con la que han nombrado presidente y secretario? Por cierto y a propósito. Sería una pena que el fiscal de la Audiencia que este año preside el jurado mira por donde se encontrara en el Falla con un doble trabajo, la coordinación de los vocales y la imputación de algún vértice del Triángulo en la reventa de entradas de protocolo. Aunque lo mismo este caso es competencia de un juzgado de instrucción cualquiera. No lo sé. En todo caso, si yo fuese miembro del actual Patronato no me pondría tan cerca del Ministerio Fiscal, ni carnavaleando siquiera, no vaya a ser que en el ambigú del teatro se descosa un bolsillo de alguna chaqueta y lo comprometa sin querer.

En definitiva, se echa de menos, además de un secretario que penalice a una comparsa que se pasa tres segundos de tiempo, o a un gato que maúlla antes de que suene la guitarra, otro secretario que, si no penalice, al menos impida que la gestión del COAC cargue con el sobrenombre de mafia, como costumbre convertida en ley, y que tanto avergüenza a los gaditanos, sean carnavaleros o no. Coño, que ya está bien.

El público, la otra parte imprescindible del Concurso, empieza a estar informado. Pero tampoco basta con eso. Necesitamos, además, su apoyo. Al fin y al cabo es nuestro complemento circunstancial de finalidad, o sea, el sentido último de lo que hacemos. Los autores soñamos hace tiempo con un gran Concurso. El público también. La victoria sería compartida y celebrada por los dos. Yo, haciendo este artículo, estoy perdiendo un pasodoble, pero no me importa porque ya lo hice el año pasado: “…Antes que yo vuelva a irme, te juro que otros ladrones serán los que se vayan”.

Del exceso de credenciales para la prensa también quería decir algo, lo que ocurre es que ya he pasado las 700 palabras. Joder, es que son tantas cosas…


JUAN CARLOS ARAGÓN

02 CLICK PARA RESPONDER
La Torre de Preferencia de Juan Carlos Aragón

Juan Carlos Aragón opina ahora en ElDesmarque. Poco amigo de lo políticamente correcto, este profesor de filosofía y reconocido autor del Carnaval de Cádiz promete remover conciencias con sus artículos cada semana como hace cada año con sus agrupaciones en el Gran Teatro Falla.

El nombre de su blog: La Torre de Preferencia, todo un emblema del cadismo y del propio Juan Carlos. Si le da rienda suelta, la polémica está servida.

Los 3 más

Sin contar a madridistas y culés, estos tienen mejor puntería
El Desmarque