Facebook Twitter
Los albinegros se adelantaron pero terminaron pidiendo la hora

Punto de oro para La Balona en Mérida (1-1)

Escrito por ElDesmarque Cádiz

Martes, 03 Mayo 2016 12:26
La afición albinegra celebra el tanto de Juampe. (Foto: La Linea Digital).
La afición albinegra celebra el tanto de Juampe. (Foto: La Linea Digital).

Empate importantísimo para una Balona que prácticamente asegura la permanencia en Segunda División B, a la espera de otro resultados. El equipo de La Línea visitaba este domingo el Estadio Romano de Mérida con la intención de arañar al menos un punto, mientras que los romanos buscaban darle una alegría a sus aficionados en su campo, donde no ganan desde el 21 de febrero.

El partido comenzó con dominio claro para La Balona, que dispuso de varias ocasiones para adelantarse en el marcador, hasta que en el minuto 27 un penalti por mano emeritense suponía el primer tanto para los visitantes al ser transformado por Juampe. Pero poco le duraría la alegría a los de Manolo Ruiz, que verían como el autor del penalti, Pedro Conde, conseguía resarcirse y empatar el partido tan solo nueve minutos después.

Incluso antes del intermedio a punto estuvo de lograr su segundo gol pero el remate acabó en el larguero de la portería linense. En los segundos cuarenta y cinco minutos el dominio fue total por parte del Mérida. Al poco de dar comienzo estuvieron cerca de desequilibrar la balanza a su favor pero el esférico no estaba por la labor de entrar.

El dominio local fue cada vez a más aunque los albinegros no llegaron a sufrir en exceso, motivados por conseguir el punto que les aseguraba prácticamente la permanencia. Y así fue, en los minutos finales lo intentaron con algún disparo lejano pero tenían más que perder que ganar y amarraron un resultado que deja a los dos equipos otro año más en la categoría de bronce del fútbol español.

  • No se han encontrado comentarios

Deja tus comentarios

Para cargar tu nombre y correo automáticamente, accede a Facebook
0
Sus comentarios estarán supervisados por los administradores.
El Desmarque