Facebook Twitter
Segunda victoria seguida del Cádiz

Así da gusto jugar en lunes

Escrito por Francisco José Jiménez

Lunes, 13 Noviembre 2017 22:45
Facebook Twitter 138
Cádiz CF
1
0
Reus
Carrillo, celebrando el gol (Foto: Cristo García).
Carrillo, celebrando el gol (Foto: Cristo García).
Goles

1-0 (29') Carrillo.

Alineaciones

Cádiz CF

Cifuentes, Carpio, Servando, Kecojevic, Lucas Bijker, Garrido, José Mari, Álex Fernández (Perea, 75'), Salvi (Moha, 88'), Álvaro García y Carrillo (Dani Romera, 81').

Reus

Edgar Badia, Álex Menéndez, Olmo, Iñiguez (David Haro, 47'), Atienza, Miramón, Tito (Vitor Silva, 67'), Borja (Carbonell, 67'), Gus Ledes, Querol y Edgar Hernández

Árbitro

Eduardo Prieto Iglesias (navarro).

Tarjetas

Amonestados Tito, José Mari, Edgar Hernández, Kecojevic.

Incidencias

Partido correspondiente a la 14ª jornada en LaLiga 1,2,3 jugado en el estadio Ramón de Carranza ante unos 12.000 espectadores.

El Cádiz logró un triunfo de mucho mérito contra el Reus y sigue con su escalada particular. Después de hacer la mejor primera parte de la temporada mereció irse al descanso con una amplia ventaja, pero no le fue concedido un gol legal. En la segunda parte sufrió, pero supo aguantar en esta ocasión.

El partido comenzó como se esperaba, con el Cádiz enchufado en busca de la portería rival y con el Reus contemporizando. En la primera llegada, Salvi no alcanzó por poco a rematar en el segundo palo un cabezazo de Garrido tras un córner. Tampoco pudo alcanzar un centro desde la izquierda de Álvaro García.

El balón le duraba poco a los visitantes y el Cádiz tocaba con velocidad, apoyándose en muchas ocasiones en Álex Fernández, un comodín que aparecía en muchas zonas del campo para darle criterio al juego. Salvi se dejaba notar por su banda y a los 12 minutos volvió a crear peligro con un disparo raso que despejó Edgar Badía como pudo.

En el primer cuarto de hora había que hablar, abiertamente, de acoso a la portería del Reus. Badía tuvo que emplearse también a un tiro de Álvaro, que acto seguido cabeceaba alto con peligro. Los amarillos habían descubierto cómo hacer daño a su rival y sólo faltaba lo de siempre: que entrara alguna ocasión.

Y, como casi siempre, llegó una jugada polémica con final infeliz para el Cádiz. Un centro de Lucas Bijker fue tocado por un defensa del Reus y acabó superando a Badía. El balón rebasó la línea de gol, pero no fue concedido por el árbitro en el minuto 18. Ya los locales habían hecho méritos más que suficientes para ponerse por delante.

Esa circunstancia le hizo daño al equipo, que bajó su producción ofensiva. Ya no era tan apabullante, pero seguía superando en todos los conceptos del juego a su oponente, que se había salvado milagrosamente de un primer mazazo. Y el gol llegó en un córner lanzado por José Mari que fue rematado por Carrillo. Era el justo premio a la mejor primera parte de la temporada de los amarillos.

El equipo tenía la chispa de sus mejores días y no daba ninguna opción al Reus, que en el primer tiempo no inquietó lo más mínimo a Cifuentes. Había claridad de ideas y piernas frescas para llevarlas a efecto. Un tiro con la izquierda de Carpio también hizo que se empleara el guardameta de los catalanes.

El Reus llegó con tres centrales y tres centrocampistas y el Cádiz tenía superioridad en la medular con la presencia constante de sus bandas. Eso le permitía superar a un rival cuyos jugadores bajaban la cabeza cada vez que fallaban un pase porque veían que no era su día. Pero ya se sabía que el Cádiz necesitaba un segundo gol, como mínimo, para estar medianamente tranquilo.

La segunda parte comenzó con sensaciones muy parecidas. El Cádiz seguía más vivo que el Reus y Álex Fernández estuvo cerca de hacer el segundo tanto con una falta directa que se marchó fuera por poco. A los catalanes les costaba mucho salir jugando por la presión cadista, que robaba con facilidad para salir con velocidad.

Había que esperar la inevitable mejoría del Reus, cuya actuación no estaba siendo acorde con su clasificación. A través del balón parado de Gus Ledes empezó a dar señales de vida. El Cádiz ya no arrollaba como en el primer tiempo, pero seguía dando latigazos con su gente de arriba y estuvo a punto de marcar de nuevo con un cabezazo de Servando en el minuto 59 a la salida de un córner.

Ya el equipo de Cervera entendía que había momentos en los que era inteligente poner pausa y eso lo hacía especialmente bien Álex Fernández, conocedor del juego y del otro fútbol. Y si había que distribuir, ahí estaba José Mari, otra de las claves de la recuperación cadista. 

Cuando quedaban 20 minutos para el final empezaron a verse síntomas de cansancio en los locales y la afición tuvo claro que había que impulsar a los suyos para que no se escapara un triunfo que era más que merecido. La posesión era del Reus y eso creaba inquietud porque no era la primera vez que se iban puntos de Cádiz sin que el rival hiciera más méritos. La mejor ocasión de los visitantes en el partido fue un disparo de Haro que se estrelló en el larguero en el minuto 75.

El partido se encaminaba al último cuarto de hora y entre el cadismo ya existía la certeza de que había que sufrir. Los visitantes parecían más enteros o su necesidad les hacía tener la pelota y avanzar hacia la portería cadista con más convicción. No es que creara muchas ocasiones, pero metía el miedo en el cuerpo. 

Por suerte, en esta ocasión el Cádiz supo perder tiempo y jugar sus bazas para que nada cambiara. El que sí ha cambiado es el equipo, que vuelve a ser el equipo reconocible de otros tiempos.

CLICK PARA COMENTAR
Artículos Relacionados

Así vamos ...
Segunda División PT PJ
9 Tenerife Tenerife 21 15
10 Real Oviedo Real Oviedo 20 15
11 Cadiz Cadiz 20 14
12 Reus Deportiu Reus Deportiu 19 14
13 Real Zaragoza Real Zaragoza 18 15

El Desmarque