Facebook Twitter
Falló tres penaltis

El Osasuna aprovecha los regalos de un Cádiz en caída libre

Escrito por Francisco José Jiménez

Sábado, 07 Octubre 2017 22:21
Facebook Twitter 22
Reportar vídeo Reportar

Cádiz CF
0
2
Osasuna
Goles

0-1 (76') Xisco. 0-2 (88') De las Cuevas.

Alineaciones

Cádiz CF

Cifuentes, Carpio, Servando, Aridane, Brian Oliván (Carrillo, 81'), Garrido, Abdullah, Salvi, Aitor (Álvaro García, 56'), Rubén Cruz (Alberto Perea, 72') y Barral.

Osasuna

Sergio Herrera; Lillo, Aridane, Oier, Clerc; Sebas Coris (De las Cuevas, 61'), Arzura, Fran Mérida, Roberto Torres (Unai García, 85'); Quique y David Rodríguez (Xisco, 72')

Árbitro

Guillermo Cuadra Fernández (balear).

Tarjetas

Amonestados Sergio Herrera, Servando, Garrido,

Incidencias

Partido jugado en el estadio Ramón de Carranza ante unos 14.000 espectadores.

Pulse para ampliar

Celebración de un gol del Osasuna.

El Cádiz sigue de capa caída. El equipo de Cervera perdió contra el Osasuna en un partido en el que falló tres penaltis y donde se vio golpeado por un rival que no le perdonó tanta ventaja. Los locales están negados de cara a la portería contraria y en defensa tampoco están muy allá.

Desde el inicio se vio un Osasuna que nada tenía que ver con el partido de Copa. Aquel era un equipo timorato y sin ideas y en esta ocasión llegaba con toda la confianza que le han dado los triunfos logrados desde entonces. Llevaban la iniciativa y el Cádiz esperaba su momento para hacer daño con sus armas de siempre. Además, el partido contó con un elemento inesperado: el viento.

Para el Cádiz no era ningún disgusto que el rival tuviera el balón mientras no le inquietara en demasía. En realidad era una posesión inocente porque no le creaba mucho peligro y, poco a poco, los de Cervera iban ganando terreno. En una acción sin aparente peligro llegó un penalti a favor del Cádiz por agresión del portero Herrera a Servando que sólo se quedó en amarilla. Incomprensiblemente no fue Barral y sí Aitor el lanzador y falló la gran ocasión.

El Cádiz había malogrado una oportunidad enorme, pero el partido había ganado en intensidad y debía servir para espolear a los amarillos, que ya habían igualado la posesión antes de cumplir la primera media hora. Cada acción era muy disputada, se veía que era un partido entre dos equipos de nivel y era inevitable lamentar no haber aprovechado un penalti estando un especialista en el campo.

En las áreas pasaban pocas cosas, todo acontecía en el centro del campo y después las ideas se nublaban en la zona decisiva. Pero el Cádiz, al menos, le había dado la vuelta a la situación y era quien más inquietaba con acciones a balón parado. Lo mejor estaba llegando a través de Salvi, que daba el susto al lesionarse poco antes del descanso. Fue un primer tiempo con mucha pelea, pero con muy poco juego.

La segunda comenzó con susto porque Oier remató de cabeza una falta lateral y el balón salió fuera por muy poco. Era el aviso de un rival que estaba muy seguro de sí mismo a pesar de haber ido de más a menos en el primer periodo. La reacción cadista llegó a través del cambio de Álvaro García, que volvía a jugar tras la lesión sufrida ante el Nástic.

El partido seguía muy trabado y sin un claro dominador. Olía a empate, pero la esperanza local es que el Cádiz rompiera su racha negativa en el apartado goleador en alguna acción de raza. El viento seguía pegando fuerte y dificultaba mucho jugar con normalidad. La entrada del utrerano le daba al equipo una profundidad que no tenía y no tardó mucho en hacerse notar con dos galopadas marca de la casa.

La racha se pudo romper con otro penalti señalado en el área pamplonica. Un derribo de Aridane a Barral fue lanzado en dos ocasiones por el isleño con el mismo resultado: fallos. Se repitió por invasión del área y lo volvió a fallar. En ese momento, a falta de 20 minutos para el final, parecía imposible que el Cádiz ganara el partido.

El equipo lo acusó en los minutos siguientes porque no era fácil digerir la situación, más cuando el equipo venía de tres partidos sin marcar. Pero cuando las cosas salen mal siempre se pueden poner peor y llegó el gol del Osasuna en una jugada aislada en la que Xisco, que acababa de entrar, cruzó con éxito el balón en una jugada por la izquierda.

Era el más difícil todavía para un equipo que venía tocado de Lorca y que estaba comprobando cómo se las gasta una categoría en la que los errores se pagan muy caros. El equipo quiso dar la cara hasta el final y buscó el área con insistencia, pero había sufrido varios golpes anímicos y casi ni se tenía en pie. No era capaz de conectar con continuidad con las bandas. En cuanto lo hizo, llegaron las ocasiones: primero con un buen centro de Álvaro que no supo rematar Carrillo y después con fallo clamoroso de Perea a centro de Salvi.

La puntilla llegaría acto seguido, con el segundo tanto del Osasuna, que no mereció tanto premio. En una contra bien llevada De las Cuevas superó de nuevo a Cifuentes. El Cádiz, para colmo, estaba con un jugador menos por la lesión de Marcos Mauro. Fue el triste final de un partido donde el Cádiz, una jornada más, puso de su parte para acabar mal.

Todos los resultados en resultados.eldesmarque.com

CLICK PARA COMENTAR
Artículos Relacionados

Así vamos ...
Segunda División PT PJ
1 Huesca Huesca 36 19
2 Cadiz Cadiz 35 19
3 Lugo Lugo 33 19
4 Real Oviedo Real Oviedo 32 19

El Desmarque