Facebook Twitter
Nivelazo en la gran final del COAC 2018

Un regalo de Cádiz a Andalucía, de la Comparsa a Paco Alba

Escrito por Carlos Tur

Sábado, 10 Febrero 2018 07:56
Facebook Twitter 23
Don Antonio, con el busto de Paco Alba en su 'cameo' con el cuarteo del Morera (foto: Ayto. Cádiz)
Don Antonio, con el busto de Paco Alba en su 'cameo' con el cuarteo del Morera (foto: Ayto. Cádiz)

En un año frágil para la chirigota, la comparsa ha vivido un concurso de esplendor. Va por ciclos y es el que toca. Y la final de este COAC 2018 ha servido como ejemplo perfecto. Las cuatro comparsas finalistas brindaron repertorios de nivel convirtiendo la gran noche del Falla en un nuevo regalo de Cádiz para Andalucía y de la comparsa, de sus autores, para Paco Alba, el autor supremo. 

A continuación, un resumen de cada una de las agrupaciones finalistas del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas:

Don Taratachín (coro)

Un grandísimo pase del coro de Julio Pardo, que carga en el primer tango contra los políticos y los corruptos, sean del signo y del color que sean. En el segundo, mensaje claro: el Carnaval de Cádiz no necesita el reconocimiento de la Unesco para ser reconocido como patrimonio. Dos buenos cuplés. En el segundo le tiran al jurado: vosotros ya estaréis llenos con tanto Bizcocho. Don Taratachín, tras hablar del coro, del cuarteto y de la chirigota en los pases previos, le dedica el popurrí esta vez a la comparsa. Con homenaje a Paco Alba en el año del centenario de su nacimiento. Y un repaso por otros grandes autores a través de músicas míticas e inolvidables del Carnaval. La calle espera... y estamos seguros de que Don Taratachín será un espectáculo.

Lo mismo nos vemos en Elcano que en clase de piano (cuarteto)

Parodia muy discreta y cuplés no mucho mejores. Aunque los del Gago se crecen en el tema libre, donde sí hacen reír al público con buenos puntos y músicas bien hiladas con los que estos padres cuentan su historia, el duro día a día con los niños. Repiten parte del repertorio. Es probable que del Falla se hayan tenido que ir a algún cumpleaños...

Los prisioneros (comparsa)

Cómo suenan estos pájaros. Qué derroche de fuerza en la presentación. Y qué sensibilidad en el primer pasodoble. Cómo lo mecen hasta llegar a ese final, hasta descubrir ese embarazo. Bendita prisión, esperado prisionero. El segundo es de leyenda. Otra lección en forma de copla, un hermoso homenaje a don Paco Alba. La música del Noly, la dirección de Subiela, la voz de Carli, la letra y los giros del Chapa. ¡Que alguien abra definitivamente esa jaula para que echen a volar y podamos disfrutar de ellos en toda Cádiz! El popurrí suena mucho mejor que en semis. Inmenso. Precioso.

No tenemos el Congo pa farolillos (chirigota)

Los africanos de Vera Luque hacen variaciones en la presentación y se presentan en la final con dos pasodobles de buen nivel. El primero en tono serio, lamentando el estado del Teatro Pemán y pidiendo soluciones “a quien corresponda”. Que Cádiz no está sobrado de espacios culturales. El segundo, en tono de humor y sin respiro, pero con crítica de fondo a la Familia Real. Dos buenos cuplés de nuevo culminados por un popurrí movido pero sencillo que conecta con el público.

Los chimenea (coro)

Un auténtico espectáculo de voces. Con fuerza en la interpretación. En el primer tango le dan caña a Celia Villalobos por sus palabras sobre los jubilados. Una letra cuyas cenizas les toca limpiar a otros deshollinadores. El segundo es un original repaso a nombres añorados del Carnaval y a recuerdos que no tienen precio. El coro de Faly Pastrana destaca por su afinación y su musicalidad. Qué popurrí tan bello.

Los de la gran puñeta (cuarteto)

De parodia a fin... Una gran puesta en escena para conectar con el público desde el primer minuto. Se agradece. Aunque repitan con el tema libre y algunos detalles del repertorio. El tipo surge efecto. Muy bien defendido. El dúo Piulestán-Aguilera funciona y sabe cómo agradar al Falla. ¡Alcaaaaaaaaalde!

Grupo de guasa (chirigota)

El Selu lleva el humor en la sangre. ¡¡¡Saaaaaaangre!!! El grupo repite un pasodoble y un cuplé. Mensajes directos siempre en tono humorístico. No dejan de actuar, cada uno en su papel. Juan espera en el avión presidencial. Se asoma y saluda. Quizás tendrían que haberle permitido bajar...

Los mafiosos (comparsa)

Lo esperábamos y se dio. Piropo a Cádiz al estilo único e inconfundible de Juan Carlos. El pasodoble es una belleza. En el segundo, el autor critica el fanatismo en la religión. Lo hace a lo grande, hablando de las guerras que a lo largo de la historia supuso. Y a lo pequeño, haciendo alusión a la intransigencia en las propias hermandades. El fanatismo no sólo está en el islam, dice Aragón, también entre el cristianismo. Los cuplés de Los Mafiosos son los mejores del concurso. El grupo los interpreta de una forma genial. Ovación para una comparsa que ha crecido al ritmo del concurso. Nivelazo.

Rockola (coro)

El coro de los estudiantes da la talla. Muy buena letra la del segundo tango. La falseta es preciosa. Original desarrollo del segundo cuplé. Y la composición del estribillo. Siempre buscando sorprender. Frescura. Presente y futuro.

El equipo a con minúscula: Comando Caleti (cuarteto)

El cuarteto del Morera había vuelto para hacer historia. Si no estaba claro, la prueba definitiva en la final... Don Antonio Martínez Ares cumple el sueño del Trinchera y se presenta en la parodia del Equipo a minúscula (Comando Caleti). Aunque acaba ‘huyendo’ de un Mení soberbio, sublime. Es su concurso. El Falla en pie para reconocer el brillo de este cuarteto, protagonista del concurso de principio a fin. Pase a pase. La risa.

Tic-Tac (comparsa)

Una de las comparsas más esperadas en el año en que Tino Tovar anuncia un alto en el camino. Cuánta sensibilidad en la pluma de este autor que le canta al maltrato en el primer pasodoble desde una óptica acorde con el tipo de la comparsa. “Cuánto tiempo perdido junto a un desgraciado...”. “También yo tengo bandera, tengo un país”, comienza diciendo en el segundo. Tino saca el carácter para defender a la tierra, a sus paisanos andaluces. Quizás algún día este pueblo se levante, herido, y proclame la República de Andalucía. ‘Tino, estás a tiempo, quédate’, gritan entre el público. A ver si escucha y hace caso.

¡Qué caló! (chirigota)

Primer pasodoble romanticón a Cádiz, al tipo y al estilo del Canijo. El segundo, a la mujer gitana y su integración. Chirigota acomparsada en el buen sentido del término (sobre todo con una música tan bella) que no consigue pegar con los cuplés ni con el popurrí. Cantan mejor y más de lo que hacen reír. Y eso en la modalidad pesa.

Vive, sueña, canta (coro)

El coro de Vive, Sueña, Canta resulta escenográficamente un espectáculo de música y buen gusto en el que, entre otras cosas, Luis Rivero postula una idea contraria a lo que hemos podido ver en otros autores de renombre con respecto al papel de Andalucía en España. Le cantan a la Caleta, “más que una playa bonita”. Y encontramos cameo de Manu Sánchez... por error de Aliexpress.

El trío (cuarteto)

Una actuación repetida y por debajo de lo que habían mostrado hasta ahora. Su mejor pase fue el de cuartos. En semis flojearon y en la final optaron por un ofrecer un mix de los personajes de Pedro sin demasiado éxito. Público bastante frío por la hora. La ‘gogo del corralón’ lo puso todo de su parte para despertar al Falla, eso es innegable. Suficiente premio para la aventura de estos tres locos.

Cai de mi arma 7'20 (chirigota)

Mala hora, malísima, para la chirigota del Cascana. Penúltima agrupación de la final. Muy bonito el segundo pasodoble en recuerdo de la Uchi de Cádiz, un símbolo de La Viña. La actuación se vio detenida por un incidente en el patio de butacas, donde la Cruz Roja tuvo que asistir a un joven. Respeto absoluto del grupo y del público. ¿Se repusieron mejor los gaditanos o los sevillanos? Golpes efectivos en el popurrí, como siempre. A ver si esto sirve para acabar con el peaje. Aunque de momento sigue subiendo...

El perro andalú (comparsa)

Y tanto que muerden estos perros bufones de Martínez Ares. Siempre defendiendo a su Andalucía. El primer pasodoble es una crítica a esos charnegos andaluces que defiende esta independencia catalana sin considerar sus raíces, su historia, su pasado ni a su pueblo. El segundo es un homenaje a Paco Alba. El perro andalú aúlla en honor al creador de la comparsa. ¡Y qué detalle en el segundo cuplé con Carlos Mení apareciendo al final para cumplir su sueño y cantar al final con la comparsa de Don Antonio! ¡Brutal! El popurrí es una delicia. Pieza exquisita. Colofón perfecto.

CLICK PARA COMENTAR
El Desmarque